EnglishEspañol
EnglishEspañol

EL USO DE UN INMUEBLE EN PROINDIVISO

El proindiviso nace cuando existen varios propietarios con una participación sobre la titularidad de cualquier bien inmueble que no pueda ser objeto de división. En este caso, los partícipes son titulares de un determinado porcentaje de «cuotas indivisa» sobre la finca.
Esta  figura se produce habitualmente en las herencias cuando no es posible adjudicar un inmueble concreto de manera individualizada. También la encontramos en los supuestos de divorcio, como consecuencia de la disolución de una comunidad de bienes o cualquier otro tipo de sociedad.

El porcentaje de cuota de cada partícipe o copropietario podrá ser diferente en función de diversos factores, pudiendo surgir mayorías y minorías sobre las cuotas indivisas que conforman el inmueble.

El artículo 394 del Código Civil reconoce a cada partícipe la facultad individual de usar las cosas comunes siempre que dispongan de ellas conforme a su destino y no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho. Por otro lado, el Tribunal Supremo en la Sentencia de 12 noviembre de 2009 consideraba que cuando hay copropiedad, existe coposesión por lo que los copropietarios poseen el todo, a no ser que hayan pactado utilidades distintas y, por lo tanto, la posesión individual de las partes de la misma cosa. En consecuencia los comuneros pueden acordar un uso sucesivo del bien conforme a criterios de carácter temporal o de reparto espacial.

Cuando la finca no permita el uso simultáneo por parte de sus respectivos copropietarios, estarán obligados a ponerse de acuerdo para su aprovechamiento, así como para sufragar sus gastos de mantenimiento. Y si alguno realizara un uso abusivo de la finca o no fuese posible alcanzar un acuerdo entre las partes, cualquiera de ellas estaría facultada para presentar una demanda para que los Tribunales determinen los criterios de uso y reparto de gastos de la finca, incluso provisionalmente, en tanto se proceda en su caso, a la venta del inmueble para lo que tendría que instar la acción de división de cosa común comentada en anteriores entradas.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

También puede interesarte

SUBARRIENDO
ARRENDAMIENTOS URBANOS
FERNANDO ACEDO

EXTINCIÓN DE SUBARRIENDO DE LOCAL

¿Se extingue el subarriendo al finalizar el contrato de arrendamiento de local de negocio? El subarriendo consiste en un negocio por el que un arrendatario

Leer más »
ANTIGUA LAU
ARRENDAMIENTOS URBANOS
FERNANDO ACEDO

RESOLUCIÓN PRORROGA ANTIGUA LAU

ANALIZAMOS LA POSIBILIDAD DE RESOLVER LA PRORROGA DE UN CONTRATO DE VIVIENDA DE LA ANTIGUA LAU POR NECESIDAD El término “renta antigua” hace referencia a

Leer más »
AFECCIÓN FISCAL
REGISTRO DE LA PROPIEDAD
FERNANDO ACEDO

AFECCIÓN FISCAL EN NOTA SIMPLE

Analizamos el significado de la afección fiscal que aparece en una nota simple Cuando solicitamos al Registro de la Propiedad una nota simple sobre una

Leer más »